Mi hijo no habla, ¿qué puedo hacer?
Publicado por      21/12/2021     Logopedia    Comentarios 0
Mi hijo no habla, ¿qué puedo hacer?

Si alguna vez te has hecho esta pregunta, ¡sigue leyendo!

¿Cuándo hay que empezar a preocuparse porque un niño no hable?

Hay algunas señales que, detectadas en los niños, nos indican que es el momento de acudir a un especialista como el logopeda:

-       Incapacidad para seguir instrucciones simples.

-       Dificultad en la pronunciación de sonidos.

-       Ininteligibilidad en el habla, incluso para sus padres y cuidadores cercanos.

-       Imitación del habla o de acciones sin generar palabras espontáneamente.

-       Emisión de sonidos o palabras de forma repetida sin intención comunicativa.

 

¿A qué edad comienzan a hablar los niños?

La adquisición del lenguaje es un proceso paulatino, por lo que en cada momento será normal un determinado nivel de comunicación. A continuación, te contamos el desarrollo del lenguaje habitual de los niños en diferentes etapas:

El inicio del lenguaje

Antes de los 12 meses el lenguaje normal de los niños suele ser muy básico.

-       Produce balbuceos de cuatro sílabas.

-       Crea emisiones vocálicas, gestos o gritos para atraer la atención.

-       Imita onomatopeyas.

-       Conoce y responde a su nombre.

-       Sigue los turnos de conversación.

-       Comienza a emitir las primeras palabras referidas a objetos o personas cercanas.

-       Habla en su propia jerga cuando juega.

-       Comprende órdenes sencillas con apoyo gestual.

-       Dice papá y mamá.

-       Repite palabras de dos sílabas conocidas.

Explosión léxica

Este proceso se produce entre los 12 y los 24 meses, en los que el niño...

-       Imita nuevas palabras bisílabas.

-       Produce holofrases, es decir, que utiliza una palabra para referirse a una frase entera (“pan” en lugar de “quiero pan”).

-       Tiene una jerga con estructura de frase: longitud, organización, tono. Es decir, que emite un lenguaje inventado que trata de imitar a las frases o lenguaje adulto.

-       Entre los 18 y 24 meses se produce una explosión léxica en la que aumenta su vocabulario entre unas 50 y 100 palabras

-       Dice su nombre.

-       Crea frases de 1-2 palabras.

-       Hacia el final de los dos años, disminuye poco a poco el uso de la jerga.

Perfeccionamiento del lenguaje

Entre los 2 y los 4 años, el niño aumenta sus capacidades comunicativas.

-       Imita frases de 4 elementos omitiendo artículos, preposiciones…

-       Sobregeneraliza los verbos, es decir que no conjuga los verbos irregulares (ej. “nocabo”).

-       Responde a preguntas de si o no.

-       Dice su nombre y apellidos.

-       Relata lo que hace.

-       Realiza preguntas del tipo “¿Por qué?”

-       Dice su edad.

-       Comprende categorías semánticas. Es decir, que es capaz de comprender la relación entre algunas palabras por su significado (cosas de la casa, ropa, etc.)

-       Crea frases complejas.

-       Comprende órdenes hasta 3 acciones y 3 objetos.

¿Qué puedes hacer si tu niño de 2 años no habla?

Para estimular el desarrollo del lenguaje en el niño es importante:

-       Ofrecerle un modelo adecuado a su edad, con frases sencillas y remarcando las palabras clave.

-       Hablarle de forma clara.

-       Prestar atención y responder a sus intentos de comunicación.

-       Describir con él las situaciones cotidianas.

-       Verbalizar sus intentos comunicativos y darle feedback.

-       Cantar canciones infantiles con gestos fáciles de imitar.

-       Dar las instrucciones de una a una y de forma clara.

-       Darle el tiempo suficiente para que elabore su respuesta, respetando los turnos con paciencia. Al principio es importante reforzar cualquier tipo de respuesta.

-       Leer cuentos juntos con grandes imágenes para describirlas.

-       Añadir elementos a sus intervenciones. Por ejemplo, si el niño dice “mamá agua”, nosotros podríamos repetir “Mamá, quiero agua”.

-       Jugar con onomatopeyas y sonidos.

-       Incluir gestos y signos para facilitar la comprensión.

-       Repetir las palabras que sean de su interés e intentar que él las repita.

-       Ayudarle a expresar sus deseos y sentimientos.

-       Hacer que participe en las tareas de casa, narrando lo que hacéis.

-       Fomentar las relaciones con otros niños para que tenga ejemplos de conversación más cercanos.

 

¿Cómo saber si tu hijo tiene un retraso del habla?

Como hemos comentado anteriormente, es importante consultar con el logopeda si:

-       Con 12 meses: no utiliza gestos, no señala, no emite sonidos ni gorgojeos, no tiene balbuceo ni comienza a emitir sus primeras palabras conocidas.

-       Con 18 meses: no emite holofrases, no nombra objetos ni personas cercanas, su jerga no tiene estructura de frase.

-        Con 2 años: emite menos de 50 palabras indicando que no se ha producido la explosión léxica, no dice su nombre y continúa el uso de la jerga, además de no seguir instrucciones sencillas.

-       Con 3 y 4 años: no sabe decir su nombre ni apellidos, tiene dificultades para comprender los campos semánticos y realiza frases muy simples y sencillas o no comprende más de dos acciones en la misma orden.

¿Crees que necesitas ayuda?

 Pide tu cita

Dejar un comentario