Técnicas para mejorar la lectoescritura

Publicado por      25/01/2024     Logopedia , Logopedia Infantil , Logopedia Adultos    Comentarios 1
Técnicas para mejorar la lectoescritura

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo si tiene problemas en la lectura y/o escritura? ¿Cómo podría fortalecer estos procesos? ¿Qué estrategias debo utilizar? ¿Cómo puedo motivar a los niños para leer y escribir? ¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a leer más rápido?

Si alguna vez te has hecho estas preguntas, aquí tienes algunas respuestas que te serán muy útiles.

¿Qué es la lectoescritura?

La lectoescritura es la capacidad de leer y escribir adecuadamente. Nos permite interpretar textos usando un alfabeto y también plasmar el lenguaje de forma permanente y accesible.

La lectura y la escritura no son habilidades ni capacidades innatas. Por un lado, la lectura involucra las habilidades psicológicas superiores e incluye la participación de los diferentes niveles lingüísticos. Y, por otro lado, la escritura nos permite exteriorizar la imaginación, ese mundo paralelo que todos tenemos adentro, así como expresar y compartir ideas y emociones.

Existen varios métodos para enseñar a leer, estos son: el método global, el método silábico y el fonético; siendo el último el más aconsejable en español, por las peculiaridades de nuestra lengua (sistema ortográfico transparente)

Los adultos y también los niños, leemos por dos rutas: la ruta directa o léxica y la ruta indirecta o subléxica de la lectura. Utilizamos la primera ruta para leer palabras frecuentes y cercanas para nosotros y cuando leemos palabras poco frecuentes o palabras que no hemos leído nunca o desconocidas, leemos por la segunda ruta.

Es importante saber que, cuando un niño todavía no ha consolidado bien ambas rutas (conversión fonema/grafema), puede que lea silabeando, todavía con numerosos errores y por lo tanto, la velocidad no sea la adecuada para su edad. Si es por el contrario, no ha consolidado aún la conversión grafema/fonema es cuando puede que haya dificultades en la escritura.

Los prerrequisitos que un niño debe tener para adquirir una buena lectura y ser un lector habilidoso en el futuro pueden ser las siguientes: conciencia de la rima, conciencia silábica, sustitución, adición o supresión de sonidos o sílabas a palabras, el deletreo, velocidad de denominación, etc. Si éstos no están superados o hay dificultad en estas habilidades, puede presenciar dificultades futuras en el proceso lectoescritor.

Por otro lado, si presenta dificultades en la escritura pueden evidenciarse ciertas características en el texto escrito como: la distribución de las frases o palabras muy irregulares, falta de organización dentro del espacio disponible, escritura poco legible o demasiada presión al escribir…

Lectoescritura como trabajarla

Por ello, se debe reforzar en casa la lectura y la escritura de esta manera:

  • • Leer en voz alta para tener nuestro propio feedback.
  • • Si les estamos escuchando leer y hay errores, corregirlos en el mismo momento cuando se comete dicho error.
  • • Iniciar la lectura con libros fáciles de leer y con dibujos como podrían ser los cómics e ir ampliando a libros narrativos y más densos.
  • • Es muy importante favorecer los gustos del niño e intereses.
  • Lectoescritura a traves del juego: Trabajar/jugar mucho con la conciencia fonológica, por ejemplo: veo veo, juego del Stop o palabrea.
  • Lectoescritura a traves de de la música: La relación entre la lectoescritura y la música es fascinante, ya que ambas comparten conexiones cognitivas y emocionales. Integrar la música en el proceso de lectoescritura puede resultar beneficioso.
  • • Escribir cosas de la vida cotidiana, como por ejemplo un diario.
  • • Para aumentar la velocidad lectora: cronometrar tiempo de fragmentos de textos o de listas de lectura para motivarnos e ir bajando poco a poco en velocidad.
  • • Hacer cartillas para mejorar la grafomotricidad.
  • • Dictar palabras sencillas e ir aumentando la dificultad (empezar con sílabas simples y pasar más tarde a las complejas, incluir palabras con reglas ortográficas, etc).

Y para niños más mayores…

Mejorar la precisión en el movimiento de tus ojos al leer

Para eso es necesario que aprendan a focalizar su visión. Lo mejor que hay para entrenarla es tapar la parte inferior del texto con un papel o la mano y, simultáneamente, señalar con el dedo, un bolígrafo o un palito, las palabras que van leyendo. Esto les ayudará a que poco a poco vayan centrándose exactamente en lo que están leyendo y que evitar las regresiones en el texto.

Ampliar la visión periférica

Al ampliar la visión periférica pasarán de fijarse en cada una de las palabras que leemos a que cada fijación incluya varias palabras o incluso frases, de esta forma mejorarán considerablemente la velocidad de lectura, ya que necesitarán menos fijaciones para leer un texto.

Imaginad que cada fijación es una foto que los ojos hacen al texto, si en cada foto sólo se incluye una palabra tendrán que hacer muchas más fotos que si amplían el foco y serán capaces de captar más palabras en cada foto. Cuantas menos fotos necesiten más rápida será la lectura.

Dejad de repetir mentalmente cada palabra que leáis.

Este gesto, tan común, que hacen de forma inconsciente, hace que disminuya significativamente la velocidad de lectura. Para ser más precisos, al hacerlo el rendimiento del cerebro se ralentiza hasta un 30% más que si no lo hiciesen.

Nada de volver a leer lo que ya se ha leído.

Si supiéramos la cantidad de tiempo que se pierde yendo hacia atrás cada pocas frases porque no se termina de entender el significado de algo, alucinaríamos. Hay que olvidarse de volver a leer lo que ya se ha leído. Que continúen leyendo, que no paren, aunque sepan que ese párrafo no lo han entendido bien. Aunque no lo crean, tras leer todo el texto, el cerebro rellenará los huecos de información teniendo en cuenta el contexto y lo que inconscientemente ha procesado.

Aparcar las prisas

Mejorar la velocidad requiere tiempo, constancia y mucha práctica. Deben entrenar cada día un rato, sin prisa, pero sin pausa. Esto, como la construcción de Roma, no se consigue en un día.

Marcar pequeñas metas que sean viables

Ser realistas y no poner unas expectativas que no se puedan abarcar. Si ahora la velocidad de lectura está en un rango de 250 palabras por minuto, hay que hacer que la próxima meta sea llegar a las 275. Después a 300 y así progresivamente. Recordad que no se trata solo de leer sino de, además, comprender bien lo se está leyendo.

Buscar el oasis de lectura

No estamos hablando de leer una novela que les encante. Hablamos de entrenar, de mejorar la concentración durante el tiempo que dura la actividad. Es evidente que no puede entrenar en un lugar ruidoso, con poca luz o con mucho movimiento de gente. Buscad juntos el pequeño oasis que sea tranquilo y alejado de ruidos, con una buena iluminación. Que sea cómodo sí, pero no demasiado. Pensad que tener un entorno acondicionado para facilitar la concentración hará que mejore su rendimiento y, con ello, su velocidad lectora.

Esperamos que estos consejos, trucos y ejercicios hayan sido útiles y de gran ayuda.

Si necesitas ayuda profesional, estaremos encantados de ayudaros.

¡Te esperamos!

Conoce más de cerca a Ainoa Escalonilla

Graduada en Logopedia por la Universidad Complutense de Madrid, especialidad Atención Temprana. Colegiada 28/648.

Doctoranda en conciencia morfológica en niños normolectores en Universidad Complutense de Madrid.

Máster oficial de intervención logopédica en la Universidad Complutense Madrid.

Formación específica en:

• Nivel A1 y A2 de lengua de signos impartido en Csim.

• Curso terapia vocal Método Neira..

• Curso logopedia y foniatría.

• Curso Disfagia Orofaríngea en Fundación San José.

• Curso Trastorno Específico del Lenguaje en I.L.D .

• Curso de Especialización en Terapia Miofuncional en Disfunciones Orofaciales en I.L.D.

• Jornada de Parálisis y Logopedia impartida en Madrid por la Asociación Española de Logopedia Aplicada (AELA).

• Sesión Clínica: “Rehabilitación de la Voz: a propósito de un caso” en ISEP.

• Taller “Puntos Motores Faciales” en II Simposio Iberoamericano de Motricidad Orofacia.

Docencia:

• Taller “Aprendiendo a manejar el hábito bruxista” en la Universidad Complutense de Madrid.

• Seminario “Caso Clínico de Deglución Disfuncional” en el marco de la asignatura “Preparación para las prácticas externas” en la Universidad Complutense de Madrid.

• Comunicación “Características y funcionamiento de la Clínica de Logopedia CLC” en el día de la logopedia en Congreso de las Ciencias celebrado en la Universidad Complutense de Madrid.

Participación en congresos:

• Póster ganador: “Prevalencia del Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño en el profesorado de la Universidad Complutense de Madrid en II Simposio Iberoamericano de Motricidad Orofacial.

• Póster: “Entrenamiento con el sistema IOPI (Iowa Oral Performance Instrument) y terapia de motricidad orofacial en la deglución disfuncional: estudio de casos” en XXXI Congreso Internacional de la Asociación Española de Logopedia, Foniatría y Audiología.

• Póster: “Relación entre conciencia morfológica y destreza lectora: un estudio con niños normolectores de 3er y 5o curso de primaria” en (AELFA) celebrado en Granada.

• Póster titulado “Conciencia morfológica y destreza lectora: un estudio con niños normolectores” y colaboración en el comité organizador Congreso Ph Day de la Universidad Complutense de Madrid.

• Conferencia en las jornadas conmemorativas de 25o Aniversario de los Estudios de logopedia titulada “Relación entre conciencia morfológica y destreza lectora: un estudio con niños normolectores de 3er y 5o curso de primaria”.

Artículos publicados:

• Morphological effects in Word identification: tracking the developmental trajectory of deivational suffixes in Spanish. Miguel Lázaro, Víctor Illera, Joana Acha, Ainoa Escalonilla, Seila García y Javier S. Sainz.

• Relación entre conciencia morfológica y destreza lectora: Un estudio con niños hispanohablantes. Miguel Lázaro, Trinidad Ruiz Gallego-Largo, Ainoa Escalonilla y Teresa Simón.

1 Comentarios

    • Avatar
      Juan Almeida

      Me ha encantado el artículo sobre lectoescritura, muchas gracias por los consejos. Los pondré en práctica.

      Jan 30, 2024

Dejar un comentario

Captcha