¿Tu hijo no pronuncia algún sonido? ¿Sabes qué son las dislalias? ¡Te lo contamos!
Publicado por      14/12/2021     Logopedia    Comentarios 0
¿Tu hijo no pronuncia algún sonido? ¿Sabes qué son las dislalias? ¡Te lo contamos!

Cuando un niño no es capaz de pronunciar algunos fonemas por ausencia o alteración de algunos sonidos, decimos que tiene una dislalia. Es normal que cuando comience a hablar el niño no pronuncie perfectamente todos los sonidos. El problema es que esto se prolongue en el tiempo, más allá de lo normal en función de la edad.

Diferentes tipos de dislalia según los sonidos que no se pronuncian

Las sonidos en los que aparece más habitualmente la dificultad de pronunciar son la “r”, “s”, “z” o “d”. También son muy comunes aquellos que son trabados (incluyendo más de una consonante seguida) como “cl”, “tr” o “gl”.

En función de la cantidad de sonidos que el niño no pronuncia las dislalias pueden ser simples, cuando hay dificultad para pronunciar un solo sonido, o múltiples, cuando hay dificultad en dos o más sonidos.

Dislalias producidas por problemas de audición: ¿Qué es la dislalia Audiogenas?

La dislalia audiogenas es un tipo de dislalia producida por la presencia de problemas de audición como la hipoacusia o sordera parcial. Por ello, es importante realizar las pruebas necesarias para saber si existen este tipo de problemas antes de comenzar un tratamiento de logopedia para aprender a pronunciar los sonidos. Esto no significa que no pueda mejorarse la dislalia cuando existe un problema de audición, pero es importante que el profesional tenga en cuenta las barreras del niño para adaptar el tratamiento a sus necesidades.

¿Cómo se trata la dislalia infantil?

Para tratar la dislalia en los niños, el logopeda debe de realizar distintos ejercicios e ir de menos a más. El primer paso será explicar al niño el punto y modo de articulación, es decir, cómo debe de colocar la boca, la lengua y los distintos movimientos necesarios para emitir el sonido.

La logopeda empezará a trabajar siempre con el sonido de manera aislada y poco a poco se irá introduciendo en sílabas, palabras o frases. El último paso será la generalización del sonido, de manera que el niño lo integre en su habla normal, espontánea. O lo que es lo mismo, que lo aplique en su día a día.

Para que todo esto sea posible es muy importante el trabajo en casa, más allá de los ejercicios realizados en la Clínica, de forma que se pueda avanzar mucho más rápido en el tratamiento y los sonidos se puedan integrar en el habla cuanto antes.

Trabajar las dislalias a través del juego

Uno de los retos de las logopedas a la hora de trabajar con los niños es mantener su atención y motivación durante la sesión. Para ello se utilizan distintos juegos y actividades adaptados a lo que se quiere trabajar en cada momento. Por ejemplo, puede adaptarse un juego de la oca introduciendo palabras que contengan un fonema (como la “s”) y pronunciándolas en las distintas casillas. Lo importante es mantener al máximo la atención del niño mientras se trabaja en la consecución del sonido.

Dejar un comentario